Instrucción Hace 8 meses

El buen golf comienza con una buena entrada en calor

▶ Si suele costarle entrar en ritmo de juego, pegando golpes que no están ni cerca de ser sus mejores, puede deberse a que su cuerpo no está debidamente preparado. Veo a los aficionados ir al range antes de su horario de salida para pegar algunos golpes, pero eso es todo lo que hacen. Antes de hacer un swing en un torneo de la LPGA tengo una rutina de elongación y ejercicios para alistar a mi cuerpo. Usted debería crear una también. Comience con uno de mis movimientos pre vuelta favoritos (abajo): Extiendo mis brazos a los costados, flexiono a la altura de la cintura y giro la parte superior del cuerpo de manera que mi mano derecha apenas toque mi pie izquierdo. Luego giro para que mi mano izquierda apenas toque la derecha. Giro 10 veces hacia cado lado. Esto hace entrar en calor varios músculos en la espalda, en los músculos centrales y las piernas. Pruébelo al igual que los otros que estoy demostrando debajo.

Oriunda de México
Gaby López, 24, está en su tercera temporada en el LPGA Tour.


Giro de hombros
▶ Sostenga un hierro agarrado abajo en el grip y haga el swing en círculos verticales con un brazo completamente extendido. Haga 10 swings con cada brazo hacia adelante y hacia atrás. Los hombros y los omóplatos son muy importantes para mover el palo correctamente y acelerar y desacelerarlo con seguridad.



Barrido de piernas
▶ Usando un hierro para lograr equilibrio, párese sobre un pie y barra el otro de lado a lado frente a su cuerpo. Haga 10 swings, luego cambie de pierna. Este es un gran ejercicio de pre calentamiento para los muslos y las caderas para mejorar el rol de la pelvis a través del swing.


Swings con dos palos
▶ Sostenga un hierro en cada mano con los grips a unos 15 centímetros de distancia entre sí. Haga seis swings de golf lentos manteniendo ese espacio entre los grips. Esto requiere de algo de fuerza y activará muchos de los músculos que usted usa para controlar el palo cuando haga un verdadero swing.


Patadas de gol de medio campo
▶ Haciendo equilibrio con un hierro a su lado, párese sobre una pierna mientras mueve la otra hacia atrás y hacia adelante como si estuviera pateando una pelota. Mantenga ambas lo más enderezadas posibles y pegue 10 patadas con cada pierna. Esto hace entrar en calor a los músculos principales de las piernas, mejorando la estabilidad y la potencia.