Destacado Hace 2 años

Gallegos quedó a seis golpes, aunque mantiene la fe

GallegosPANAMA CITY.- Cambió levemente el nombre del dominador del Latin America Amateur Championship: en lugar del costarricense Alvaro Ernesto Ortiz, de 48 años, ahora lidera el mexicano Alvaro Ortiz, “a secas”, como menciona este chico de 21 años que se anima a encabezar un certamen implacable, que hasta ahora no perdonó al día siguiente a los que osaron subirse a lo más alto. Junto con el alumno de la Universidad de Arkansas se sumó el chileno Tomás Gana , ambos con 208 golpes (-2). Ortiz, con 67 golpes (-3) en la tercera vuelta, y Gana (69), parten con ventaja a 18 hoyos del final, en esta idea de lograr el tan ansiado pasaje al Masters 2017 en el Club de Golf de Panamá.

Por supuesto, no son los únicos candidatos: allí está el chileno Joaquín Niemann, a solo un golpe de la vanguardia y que es el amateur mejor ubicado en el ranking mundial, en el 5° puesto. También, el colombiano Nicolás Echavarría, a dos. En verdad, el tablero se mueve constantemente, en sintonía con los nervios de la mayoría de chicos y la rigurosidad del campo par 70 de 7142 yardas.

La Argentina, representado con ocho jugadores y con seis de ellos el fin de semana, perdió protagonismo a nivel global. Andrés Gallegos se había perfilado de manera interesante luego de sus 66 (-4) del viernes, pero el chico de Lobos fue una de las tantas víctimas de un campo traicionero, que no dio margen para el error y que presentó greens muy duros. Así, el jugador criado golfísticamente en el Aeroclub Fortín de Lobos ofreció una tarjeta de 75 (+5) y retrocedió al puesto 10°, a seis de la punta, con un total de 214 (+4).

Gallegos jugó mal con el putter y no estuvo fino alrededor del green, por lo que no se pudo salvar. Cada vez que erró, pagó con un bogey. De todas maneras, confía: “No es imposible descontar seis golpes, veo una ventanita. Es cuestión de hacer una vuelta bajo el par y ver qué pasa”, explicó Gallegos, que amplió: “Hay que mantener la calma y buscar los birdies para recuperarme. La esperanza no se pierde y tampoco estoy tan lejos. Voy a jugar más temprano y, si arranco bien, me acerco puedo llegar a dar pelea”.

El año pasado, en Casa de Campo, el costarricense Paul Chaplet terminó ganando el certamen luego de partir cuatro golpes detrás del provisional puntero, el argentino Gastón Bertinotti.

Para el resto de los argentinos, la tercera vuelta tampoco tuvo muchas luces. Gastón Bertinotti no se recuperó de un mal segundo día y firmó 73 (+3) para quedar 15° con +6; Jesús Montenegro figura un escalón más abajo, con una tarjeta de 74 (+4), mientras que Matías Lezcano y Alejandro Tosti igualan en el 20° lugar con +8 total, luego de 73 y 70 golpes respectivamente. Sufrió el recorrido especialmente Jaime López Rivarola, que firmó 79 (+9) y cayó al 41° lugar.