Recomendados Hace 3 años

El futuro del campo olímpico de Río parece sombrío

olimpico

A pesar de su desarrollo no tan auspicioso, el regreso del golf a las Juegos Olímpicos fue generalmente considerado un éxito, marcando camino para que el deporte permanezca en la nómina de los Juegos de Verano. Pero mientras el golf olímpico tiene buen futuro, la flamante cancha de golf de U$19 millones en Rio – construida específicamente para el evento – tiene serios problemas en el presente.

Según un informe de Agence France-Presse, Progolf – la compañía que maneja la cancha – no ha sido pagada en los últimos dos meses por la Confederación Brasileña de Golf. Se le dejó a Progolf la responsabilidad de pagar la factura de U$82,000 mensuales por si solos y ellos están preparando una retirada, lo cual podría desencadenar un rápido colapso.

“La cancha de golf morirá,” dijo una fuente. “Puede llevar tres o cuatro semanas.”

Para peor, la cancha sigue careciendo de instalaciones y servicios básicos. No hay sitio web, y al terreno le falta señalización adecuada. La cancha no tiene siquiera pro shop. El presidente de la Confederación Brasileña de Golf dice que la cancha recibe 40 jugadores por día, pero los empleados admitieron que la asistencia es en realidad mucho menor.

“Estamos realmente decepcionados si este es el fruto de todo nuestro esfuerzo en crear esta cancha olímpica,” le dijo Gil Hanse, arquitecto de la Cancha Olímpica de Rio, a Golf World. “Vimos este tipo de política suicida durante la construcción de la cancha, y tenemos esperanzas que es tan solo otro ejemplo de tocar fondo antes de que las cosas mejoren.”

La Confederación Brasileña de Golf pide paciencia, prometiendo un nuevo restaurant y una campaña de marketing que empezará dentro de los próximos 120 días. Pero con todos los obstáculos y controversia en su pasado, la Cancha Olímpica de Rio no tiene buen futuro.

 

Lea también Conozca los secretos del campo de Rio 2016