Protagonistas Hace 3 años

Furyk capitanerá a USA en la próxima Ryder; el equipo feliz

En 2002, en The Belfry, Sutton Coldfield, Inglaterra, Curtis Strange unió a los dos hombres en cuartetos de la tarde del viernes. Luego de que hubieran hecho varias rondas de práctica juntos, estaban cómodos con una estrategia en la que Cink tiraba en los hoyos impares y Furyk en los pares. Hasta quince minutos antes del partido. Más allá de la estrategia, Cink le rogó a Furyk que hiciera el primer swing.

Furyk

“Entré en pánico porque mi primer tiro en la Ryder Cup iba a ser en el primer tee”, recuerda Cink. “Me acerqué a Jim y le pregunté si podíamos cambiar. Me dijo que no tenía problema. Y ahí fue y pegó un tiro perfecto al primer corte. La pelota estaba en este lie bien esponjoso. No había forma de que la saque pesada, no había forma de que lo arruine. Le pegué con un hierro 8 al green. Gran alivio. Después él erró al putt y me dejó un metro y medio. Lo logré. Seguimos y ganamos el punto. Y fue 1-0 en la Ryder Cup.”

Cink y Furyk le ganaron a Padraig Harrington y Paul McGinley, 3 y 2. La experiencia, dijo Cink, fue muy educativa. “Ni se inmutó. Se ajustó y se plantó e hizo lo que tenía que hacer. Creo”, agregó Cink, “es el mismo tipo de tranquilidad que va a traer al rol de capitán de la Ryder Cup”.

Furyk compitió nueve veces por el Tío Sam, detrás de Phil Mickelson. El miércoles se lo presentó como el próximo hombre para liderar a los Estados Unidos en los partidos bienales de la edición Nº 42 de la Ryder Cup, que se realizará en París en 2018. Sumando a su gran nivel de experiencia en el juego (fue 10-20-4 en su carrera), Furyk asistió a Davis Love III cuando los Estados Unidos reclamaron la Ryder la última vez en Hazeltine National. También fue vice capitán bajo Jay Haas en la victoria de los Estados Unidos en la Presidents Cup de 2015 en Corea del Sur. Furyk calificó para ese equipo, pero tuvo que dar un paso al costado por una lesión en la muñeca.

Los ex jugadores de la Ryder Cup y la Presidents Cup fueron unánimes en su apreciación por el ganador en 17 ocasiones del PGA Tour. Lo consideran un competidor balanceado pero feroz que aporta un liderazgo que ya se ha visto como compañero de equipo y con el que todos están cómodos.

Nadie se sorprendió con la elección de Furyk, como tampoco se sorprendieron con la elección de Thomas Bjorn para liderar el equipo europeo después de sus años en las trincheras como como jugador y asistente.

“Que sorpresa, eh” dijo con sarcasmo Zach Johnson. “No había que pensarlo mucho. Siempre fue un capitán en el vestuario, desde el lugar de jugador con experiencia, conocimiento y sabiduría…todas las cosas que querés en un líder. Le va a ir muy bien.”

ryder-cup-tiger-zack-johnson-jim-furyk-phil-mickelson

“Jim y Phil [Mickelson] fueron como los capitanes entre los jugadores, por decirlo de una manera. Va a haber una transición muy relajada y va a hacer un gran trabajo”, coincidió Damon Green, caddie de Johnson. Jim es uno de los tipos al que acudimos para la estrategia; es muy atento. Es rudo, y eso lo podés ver en el campo.”

“Tiene el respeto de los jugadores”, sostuvo Bill Haas, que jugó dos veces en la Presidents Cup. “Yo en verdad creo que puede armar el equipo, lo cual te dice cuanta sintonía tiene con quien sea que esté en el equipo. Es estoico y tan trabajador que creo que va a estar metido en cada tiro que pegue cada jugador.”

Haas dijo que por esa razón, Furyk, de 46 años, debería jugar si gana uno de los ocho lugares automáticos de la lista de puntos estadounidense. El último capitán que jugó fue Arnold Palmer, nativo de Pennsylvania como Furyk, en el East Lake Golf Club en Atlanta. Fue en 1963 y fue 3-1 en parejas y 1-1 en individuales. “No hay ninguno que no lo quiera como compañero”, dijo Haas. “Puede que no quiera la responsabilidad, pero puede hacerlo.”

Keegan Bradley estuvo de acuerdo. “No creo que puedas pedir un mejor capitán, pero él podría ser parte de ese equipo”, dijo el ex campeón del PGA. “Me encanta la manera que están eligiendo al capitán ahora. Me parece la elección perfecta para liderarnos.”

“Jim es un apasionado, quiere ganar más que nadie”, sostuvo Jimmy Walker. “Es un tipo inteligente, y creo que va a hacer un gran trabajo. Estoy seguro de que quiere jugar, pero ser capitán es algo enorme, ni hablemos de jugar. Sé que le va a gustar. Y Tabitha [la esposa de Jim] también. Son una pareja sólida. Lo entienden. Saben lo que está pasando y estuvieron en un montón de estas cosas. Saben cómo funciona. Van a estar todos en la misma página, jugadores y esposas.”

“Creo que es genial”, dijo Boo Weekley, compañero de Furyk en el equipo ganador de la Ryder Cup de 2008. Liderados por Paul Azinger, fueron el último escuadrón estadounidense en ganar hasta 2016. “Trae mucho al juego, mucho conocimiento. Ya sea que sos un veterano o un principiante, Jim es el tipo con el que te podés identificar.”

“Es un gran representante del golf y de los Estados Unidos”, agregó Cink. “En mi opinión es el capitán perfecto.”