Protagonistas Hace 3 años

10 reglas para una buena etiqueta en golf, por Arnold Palmer (parte 1)

I. NO SEA EL JUGADOR MÁS LENTO
En mis match casuales en Bay Hill, solíamos terminar en cuatro horas, y éramos cinco personas. Evalúe su ritmo de juego de forma honesta y a menudo, y si usted es siempre el más lento del grupo, entonces juega lento, punto. Aliente a todos a que se muevan lo suficientemente rápido como para encontrarse detrás del grupo en varias ocasiones, tanto al principio como al final de la ronda.

Recuerde las viejas claves para manejarse con buen tiempo: Juegue un “golf preparado” (pegue incluso cuando no está encaminado) hasta que llegue al green, esté listo para jugar cuando sea su turno en el tee y en el green, y nunca busque una pelota por más de cinco minutos.


II. MANTENGA SU TEMPERAMENTO BAJO CONTROL
Cuando tenía 17 y estaba en la final del Western Pennsylvania Junior, hice volar mi putter por las tribunas después de haber errado un putt corto. Gané el partido, pero cuando me metí en el auto con mis padres para volver a casa, no me felicitaron, solo hubo un silencio total. Eventualmente mi padre me dijo “si te veo tirar algún palo de nuevo, no volvés a jugar otro torneo de golf”. Fue un llamado de atención para mi. Nunca más volví a tirar un palo.

Tirar palos, enojarse, decir malas palabras pone nerviosos a todos. Tenemos nuestros momentos de frustración pero el truco es sacárselos de encima de una manera inofensiva. Por ejemplo, a menudo paso un hoyo malo pegándole al próximo tee un poquito más fuerte – para bien o para mal.


III. RESPETE LOS TIEMPOS DE OTRAS PERSONAS
El tiempo es nuestra commodity más valiosa, así que hay pocas razones para romper una cita de golf. Decidir limpiar el garage a último minuto el sábado, o recibir un llamado diciendo que su mecánico puede adelantar un día el arreglo de su auto no sirve.

Siempre cumpla con su tee time, y vaya a la sesión con el profesor un poco más temprano. Las reuniones sociales no son la excepción.


IV. REPARE EL LUGAR DONDE JUGÓ
Tengo una navaja que es mi herramienta favorita para arreglar marcas de pelotas, pero un tee o esos levata piques sirven también. En cuanto a los divots, reemplácelos o use la mezcla de semillas al costado del carrito.

Rastrille los bunkers con seriedad. ¿Se dio cuenta que cuanto peor sea el tiro, peor rastrilla la arena esa persona? Deje el área bien lisa – no deje las canaletas del rastrillo. Antes de salir del búnker, pregúntese, ¿me molestaría llegar y tener que jugar acá?”


V. SEA UN COMPAÑERO SILENCIOSO
En uno mis últimos eventos de tour como jugador, noté a otro pro haciendo swings de práctica en mi campo de visión mientras yo me estaba preparando para hacer un tiro. Frené, me acerqué y le recordé (por ahí un poquito duramente) que era mi turno de jugar. El punto es, manténgase quieto desde el momento en que un jugador se prepara hasta que la pelota salga disparada.

Incluso con el advenimiento de los zapatos sin clavos, la regla de etiqueta de nunca caminar frente a la línea de juego en el green es fundamental. El área alrededor del hoyo en particular es sagrada. Lo primero que hay que notar cuando uno camina al green es el lugar de cada pelota en el grupo para así intentar mantenerse lejos de sus líneas hacia el hoyo.

Sepa dónde pararse y cuándo mantenerse callado. Póngase directamente en frente o en diagonal a un jugador que está preparándose. Nunca se pare en la línea de juego, ya sea más allá del hoyo o directamente detrás de la pelota. Cuando un jugador está por hacer un tiro, piense que el fairway es una catedral y el green es una biblioteca.


Lea también: 10 reglas para una buena etiqueta en golf, por Arnold Palmer (parte 2)