Recomendados Hace 6 meses

Una estudiante perdió el título tras informar su error al firmar la tarjeta

“La honestidad es una palabra tan solitaria, todos son tan falsos”, canta el gran Billy Joel (y Davis Love III, Matt Kuchar y Brandt Snedeker en un comercial de Workday). Quizás, entonces, esos cuatro encontrarán alentadora la historia de la golfista de secundaria Kate Wynja… Aunque sea desgarradora también.

Wynja ganó el campeonato de la escuela secundaria de Dakota del Sur, y lideró a Sioux Falls Christian, su colegio, al título de equipo también. O eso pensaban ella y el resto de los Chargers… Poco después de entregar su tarjeta, se dio cuenta de que había firmado un 4 en el 18 en lugar del 5 que realmente hizo. Después de decirle a su entrenador, los dos informaron a los oficiales del torneo, que no tuvieron más remedio que descalificarla, una movida que también dejó a su equipo en el segundo lugar.

Lo que hizo la situación aún más triste es que tanto Wynja como su equipo aún habrían ganado si se hubiera contado su score real.

“Sabía que tenía que decirles”, le dijo Wynja a ArgusLeader.com. “Fue realmente triste, sobre todo porque sabía cuál sería el resultado. Sabía que seríamos descalificados y se me rompía el corazón por el equipo. Pero sabía que no podía irme sin decir algo”.

¿Cómo es esto de la honestidad? ¿Y cómo se hace para manejar una situación devastadora? Después de que el equipo uso twitter para contar lo sucedido, uno de los directores del torneo, Dan Swartos, respondió:

¡Amén! A + persona y golfista. Quería llorar por ella, también quería llorar porque estaba muy orgulloso de su integridad. Espero que mis propios hijos crezcan con tanta honestidad e integridad como tú, Kate. Uno de mis nuevos héroes y duro como las uñas”.

Por supuesto, esto está lejos de ser la primera vez en la historia del golf que un score incorrecto ha resultado costoso. El más famoso fue cuando Roberto De Vicenzo firmó el score equivocado en el Masters de 1968, lo que le costó su puesto en un desempate con Bob Goalby. De Vicenzo no fue descalificado en ese caso porque firmó por un score más alto, el cual finalmente fue tenido en cuenta en lugar del real.

El lado bueno de Wynja es que ganó el título estatal el año pasado y dejó el torneo de este año sabiendo que sigue siendo la mejor golfista, pero no la golfista más atenta.

“Fue una situación difícil en general”, dijo Wynja a ArgusLeader.com, “(pero) estar rodeado de personas que me aman es increíble”.