Equipamiento Hace 6 meses

Cure su slice con estos drivers

Casi todo el mundo odia el slice. Esta no es una opinión. Es un hecho. Golftec, la compañía de instrucción que brinda más de siete millones de clases en casi 200 sedes reveló dos detalles de sus clientes: 96 por ciento quieren pegar cualquier cosa que no sea un slice y solo un 8 por ciento llegan a Golftec pegando draw. El slice, amigos, sigue siendo uno de los defectos más frustrantes del golf, o como diría el vice presidente de instrucción de Golftec Nick Clearwater, “es una epidemia”. La buena noticia es que es un problema muy corregible. Sí, por favor, acuda a un profesor calificado. La causa del slice es el defecto más común en golf: volver con el palo de manera empinada por un recorrido de afuera hacia adentro con la cara abierta en relación a ese recorrido en el impacto. Esto crea un efecto lateral que envía la pelota débilmente hacia la derecha.

“Es realmente una mala interpretación de cómo hacer una curva con la pelota”, dice Clearwater. “La gente sigue haciendo el swing cada vez más hacia la izquierda esperando que la pelota vaya donde ellos quieren. No funciona”.

Los últimos drivers con inclinación al draw no pueden corregir su recorrido de afuera hacia adentro, pero pueden ayudar a negar ese efecto lateral que se imparte en el impacto. ¿Cómo podemos afirmar esto con tanta certeza? Bueno, pusimos a prueba a estos drivers con inclinación al draw y descubrimos que realmente hacen lo que el diseño promete. En nuestro estudio convocamos a golfistas promedio a que pegaran estos drivers sin decirles qué era lo que estábamos probando y comparamos los resultados con sus propios drivers usando el monitor de lanzamiento Foresight Sports GCQuad. Setenta por ciento de los golfistas pegaron el driver con inclinación al draw más hacia la izquierda (13,3 yardas más lejos en promedio comparada con sus drivers normales). Lo interesante fue que también le pegaron más largo a los drivers con inclinación al draw – 5,7 yardas en promedio. Vale la pena notar que estos resultados fueron inmediatos – en menos de cinco swings para cada jugador.

Los drivers que están diseñados para combatir el slice han estado en el mercado durante décadas. Tradicionalmente tenían caras muy cerradas pero los nuevos modelos que probamos se ven bastante parecidos a un driver típico. La tecnología puede estar discretamente oculta, pero los resultados son muy evidentes. La clave para estos drivers nuevos es la distribución interna del peso que transfiere el centro de gravedad (CG) hacia el taco. Existen drivers ajustables en el mercado que le permiten a los golfistas cargar los pesos movibles del palo hacia el taco, pero esos tienden a ser menos eficaces que con la distribución interna del peso de los drivers con inclinación al draw más modernos. En algunos modelos, la cantidad de peso es más del doble de lo que habitualmente se encontraría en un driver ajustable en el ajuste más extremo.

El beneficio de concentrar tanto peso en el taco es que crea un área más grande en la cara para lanzar los golpes con efecto de draw. “Este jugador tiene la cara abierta en el impacto y todo lo que hacemos con este palo en términos de la inclinación del CG es ayudarlo a solucionar ese problema”, dice Todd Beach, técnico en jefe de R&D en TaylorMade. “Cuando se transfiere el CG hacia el taco, no importa dónde le pegue, produce más draw”.

Los diseños con inclinación al draw también fomentan un vuelo de pelota más derecho al tener lofts y varas más altos y ángulos del lie más empinados. Existe esa evidencia de que con el CG más cerca del taco, los drivers con inclinación al draw ayudan a los golfistas recreativos a volver con la cara en escuadra en el impacto porque el CG está más cerca de la vara.
El slice con el driver puede ser el golpe más desalentador en golf. Entre otras cosas porque lo deja a usted con un segundo tiro más largo y golpea su confianza. Ante la imposibilidad de hacer un cambio fundamental en su swing, los drivers con inclinación al draw pueden ser la manera de mejorar sus scores y su actitud.

“Es la corrección más simple para mucha gente”, dice Paul Wood, vice presidente de ingeniería en Ping, quien estima que al menos la mitad de los jugadores podrían beneficiarse con los drivers con inclinación al draw. “Es una alegría ver cuando uno le da un driver con inclinación al draw a un golfista y la pelota sale más larga y derecha. Honestamente, creo que es el secreto mejor guardado en golf”.

En sentido de las agujas del reloj desde arriba:

1 PING G400 SFT
▶ El peso del lado del taco le brinda más efecto de draw a sus golpes. Un peso del swing más liviano ayuda a que sea más fácil encuadrar el palo.

2 CALLAWAY ROGUE DRAW
▶ La distribución interna y externa del peso en el taco, combinado con un ángulo del lie levemente empinado, brindan más draw al vuelo.

3 TAYLORMADE M4 D-TYPE
▶ Con 41 gramos de peso en el taco, este driver ubica casi el doble de masa hacia el lado del draw que el peso movible del M3 de la empresa.

4 TOUR EDGE
HL3 OS
▶ La gran cara acopada brinda mayor superficie de impacto y la forma en offset y el ángulo del lie empinado ayudan a combatir esas fallas hacia la derecha.

5 COBRA FMAX
▶ Un centro de gravedad profundo y con inclinación al draw, además del offset y el peso del swing más liviano, combaten el slice y lanzan los golpes a lo alto. Los grips más gruesos brindan mayor control del swing.