Instrucción Hace 2 años

Renueve su distancia con ejercicios de salto

Cuando esté creando una rutina de ejercicios para mejorar su swing de golf, enfóquese en ejercicios que hagan que su cuerpo sea más estable y flexible, luego aumente la potencia y la fuerza, dice el asesor de fitness de Golf Digest Ben Shear. En nuestro número de febrero 2017, nos muestra seis movimientos para lograr mayor estabilidad y flexibilidad. Suponiendo que ha estado trabajando en ellos, es momento de agregar tres ejercicios de entrenamiento de fuerza y tres más para potenciar su swing. “Combine los 12 ejercicios para lograr un ejercitamiento balanceado,” dice Shear. “Podrá hacerlo en menos de 30 minutos si se mantiene en movimiento. Haga 10 repeticiones, dos veces para cada ejercicio.”

FUERZA
1
SENTADILLA BÚLGARA
Sostenga dos pesas y lleve hacia atrás un pie (con los dedos hacia abajo) sobre un banco detrás de usted. Baje la pierna que llevó hacia atrás hasta casi tocar el suelo, luego vuelva a subirla. Mantenga la pantorrilla y la espalda rectas a medida que se asienta. Cambie de pierna después de cada serie. Esto mejora la fortaleza de la parte inferior del cuerpo (piernas, caderas, glúteos, etc.), una clave para hacer el swing con una base estable.


2
PUENTE DE GLÚTEO A UNA PIERNA
Mientras se sienta con la espalda apoyada sobre una pelota suiza, extienda una pierna y elévela del suelo empujando hacia arriba con la otra. Contraiga los músculos de su trasero, elevando la pelvis tan alto como pueda. Sostenga unos segundos, luego regrese a la posición de inicio, cambie de piernas y repita. Esto fortalece los glúteos, principales generadores de potencia en golf.


3
PATADA HACIA ATRÁS CON UNA PIERNA
Sostenga una pesa e incline el torso hacia adelante, equilibrándose sobre la pierna opuesta con la otra extendida detrás de usted. Lleve la pesa hacia su torso, bájela y regrésela a una posición empinada. Después de una serie, cambie y repita. Esto mejora los isquiotibiales, caderas, espalda y hombros, importantes para una desaceleración segura del palo.


POTENCIA
1
SALTO CON ROTACIÓN
Manteniendo las manos en las caderas, haga una sentadilla y luego salte lo más alto posible mientras rota el cuerpo todo lo que pueda (180 grados es un buen objetivo). Repita en la dirección opuesta lo más rápido posible y continúe alternando. Esto entrena su cuerpo a usar la fuerza del suelo en múltiples planos de movimiento – al igual que un swing de golf.


2
SALTO VERTICAL
Manteniendo las manos en las caderas, haga una sentadilla y láncese directamente hacia arriba, lo más alto que pueda. Haga estas repeticiones bastante rápido y con toda la energía que pueda generar. Esto mejorará el impulso creado con las piernas para generar mayor velocidad de la cabeza del palo.


3
SALTO LATERAL A UNA PIERNA
Gire el torso en el sentido contrario a las agujas del reloj, y luego lance una pierna lateralmente mientras está rotando para que aterrice con el cuerpo mirando la dirección contraria. Repita en la dirección opuesta. Imita y mejora el giro y carga, contragiro y descarga del cuerpo para crear una potencia explosiva a medida que el palo se mueve a través del impacto.