Instrucción Hace 3 meses

La distancia sin control no vale mucho, por Butch Harmon

Cuando está jugando un approach, la cantidad de yardas al green inmediatamente le sugiere un palo en particular. Desde las 150 yardas, usted piensa, ese es mi hierro 6. Desde las 180, dame una madera 5. Usted basa esa selección en los miles de golpes que ha pegado con esos palos. Mejor aún, piense en términos de promedio. Tal vez haya aplastado un par de hierros 7 a las 150 – o tal vez lo hacía habitualmente unos 20 años atrás – pero la manera en que le pega en promedio actualmente es la data que debe usar.

Si usted es como la mayoría de los golfistas, esa lógica lo abandona cuando llega al tee de un par 4 o 5. Su mayor preocupación será pegarle a la pelota lo más fuerte posible y eso significa darle con todo al driver. Tal vez pueda optar por una madera de fairway o híbrido, pero cuando lo hace le apuesto que también trata de pegarle lo más fuerte posible a ellos también. Lo único peor que desparramar la pelota con el driver es tomar un palo más seguro y hacer lo mismo.

La buena noticia es que si usted es lo suficientemente inteligente como para dejar el driver en la bolsa alguna que otra vez, está a mitad de camino de lograrlo. Ahora solo tiene que obligarse a pegar el palo que eligió a la distancia que normalmente pega. Si su híbrido 3 alcanza las 190 yardas, trate de pegarle 190 yardas – no 250.
Para mantenerse flojo es bueno tener un recordatorio. Sostenga el finish hasta que la pelota aterrice, como lo estoy haciendo yo en la foto. Si para usted es difícil mantener el equilibrio entonces está haciendo el swing demasiado fuerte. Recuerde por qué eligió ese palo: no necesita la distancia del driver; necesita control.

Esta es una buena imagen que puede usar cuando está buscando ubicarla desde el tee: haga de cuenta que está en un par 3. Imagine que la zona de llegada con el driver es un green. La mayoría de los fairways son más anchos que la mayoría de los greens, así que si “acierta el green”, estará en el pasto corto. Como mínimo, evitará las grandes fallas.
Así que elija el objetivo, comprométase y juegue su tiro normal con ese palo. Créame, se divertirá mucho más jugando al golf desde el fairway.

BUTCH HARMON tiene su base en el Rio Secco Golf Club, Henderson, Nev.


Tenga cuidado con el mito del híbrido
▶ La mayoría de los aficionados tratan de barrer la pelota cuando juegan un híbrido. El palo puede tener aspecto de madera de fairway, pero debe jugarlo como un hierro medio. Eso significa pegarle a la pelota de manera descendente e incluso sacar un pequeño divot. Este es un ejercicio que uso con mis alumnos. Pegue algunos golpes con el híbrido donde arranque con la cabeza del palo un par de centímetros sobre el suelo (izquierda). Le pegará hacia abajo y a través de la pelota de manera instintiva para darle sólido – y aprenderá el impacto correcto.