Recomendados Hace 3 meses

DeChambeau obtiene su primer título internacional, por siete, en Dubai

DUBAI, Emiratos Árabes Unidos- Llegó a Dubai en busca de lo que denominó una victoria “internacional”, una que destacaría su estatus más alto en el field para el 30º Omega Dubai Desert Classic. Pero también había una calidad inexorable en la forma en que Bryson DeChambeau manejaba sus asuntos en el Emirates Club. Segundo después de la primera ronda, el californiano de 25 años empató en el liderato luego de 36 hoyos, y luego sacó un golpe de ventaja con una ronda para jugar. Desde el primer día, quedó claro que él era el hombre a vencer en la carrera por el primer premio de $ 541,660.

Para el registro, DeChambeau cerró con un ocho bajo el par de 64 que culminó una semana récord, en la que 57 de los 75 clasificados bajaron el par en el último día. Los 244 golpes de DeChambeau son el score más bajo de todos los tiempos en el campo Majlis del Emirates Club, superando el puntaje ganador de Haotong Li del año pasado, por un golpe. Y el margen ganador de siete golpes fue uno mejor que el que Ernie Els en 1994.

Todo fue logrado por un hombre aparentemente en desacuerdo con su juego por al menos tres cuartos de su primera victoria fuera de los Estados Unidos. Después de su apertura de 66, DeChambeau afirmó que “no estaba alcanzando mi mejor nivel”. El viernes, “no tuvo las sensaciones y la percepción correctas [el sentido de la posición relativa de las propias partes del cuerpo y la fuerza del esfuerzo que se empleó en el movimiento] en tiros y se sintió “incómodo”. Al final del sábado, el mensaje había cambiado, pero no mucho: “Simplemente no estoy al 100 por ciento con mi juego”.

Aun así, para el domingo por la noche todo estaba bien. Para DeChambeau, esta fue la cuarta victoria en sus últimas nueve apariciones en todo el mundo, las otras cinco todas con resultados top-20.

“Hoy estuve feliz con mi juego. Hice muchos buenos tiros”, dijo. “Es mucho trabajo con mi caddie, realmente moler y tratar de averiguar cómo tener en cuenta todas las variables que existen: la presión del aire, los valores de firmeza, la velocidad de la milla por hora, los putts y la velocidad de la pelota. Estamos tratando de averiguar todo lo posible para que pueda tener el mayor éxito posible y, obviamente, se muestra”.

Desafortunadamente, todo lo anterior lleva tiempo. Demasiado tiempo. Quizás la única nota discordante es el tiempo que tarda el pesado DeChambeau en jugar. Para poner el segundo golpe en el green del 15 tardó un minuto y 45 segundos, más de 60 segundos por encima del límite dictado por las reglas. Un hoyo después, su approach consumió un minuto y 22 segundos. E incluso en el green final, tardó más de un minuto en golpear su putt relativamente sin sentido para el birdie.

En cuanto al subcampeón, Wallace rompió lucrativamente lo que había sido un empate entre seis por el segundo lugar con el más improbable de los birdies de cierre.

Se ubicó en el tercer lugar Sergio García, junto con el campeón defensor Li, el inglés Paul Waring, Ian Poulter y el campeón 2011 Álvaro Quirós. García fue quien quizás resumió mejor la semana y el ganador. “Bryson jugó muy bien”, dijo el ex campeón de Masters, ganador aquí en 2017. “Obviamente está sintiendo su swing muy bien. Tiene mucha confianza, lo que ayuda. Y se está poniendo increíble. Cuando haces esas cosas, cuando juntas esas cosas, generalmente es una combinación ganadora