Protagonistas Hace 2 semanas

DeChambeau continúa yendo a donde ningún golfista había ido antes

Bryson DeChambeau todavía recuerda su primer proyecto de ciencia. Tenía una teoría sobre la gravedad: que empujaba hacia afuera y no hacia adentro. “En realidad, llegó bastante arriba en la feria de ciencias”, dijo el lunes por la noche desde TPC Boston. “Estuvo muy bien explicado”.

Su aproximación al golf lo ha llevado a alturas aún mayores.

Pese a toda la variedad de juegos de los profesionales del PGA Tour, hay un nivel de igualdad en muchos de ellos. Y a primera vista, los métodos de DeChambeau parecían extravagantes y novedosos para muchos, algo así como un truco. Hace unos meses, era el único ganador del PGA Tour que podía hablar de física hasta que se le caían los oídos, era identificable por su gorra Hogan y sus hierros de una sola longitud, y era conocido por hablar de conciencia espacial, la desviación estándar y la propiocepción.

Ahora se puede agregar cuatro veces ganador antes de los 25 años, así como una fija para una de las cuatro selecciones de capitán de Jim Furyk para la Ryder Cup de este año.

La victoria de DeChambeau por dos golpes sobre Justin Rose en el Dell Technologies Championship fue la tercera en sus últimas nueve participaciones, la segunda en las dos últimas semanas y son más que las de sus contemporáneos Rory McIlroy, Jordan Spieth y Rickie Fowler combinadas en todo 2018.

El triunfo también hizo saltar a DeChambeau, que comenzó el año en el Nº 99 del Ranking Mundial, y llegó al 7º, además de mantenerse en la cima de la clasificación de FedEx Cup. Se unió a Vijay Singh como el segundo jugador que ganó los dos primeros torneos de postemporada en el PGA Tour. Y se garantizará que será el número uno en el Tour Championship, que cierra la temporada, independientemente de lo que suceda en el BMW Championship de la próxima semana.

Y esto es solo el comienzo.

“Estaba en un nivel diferente en relación al mismo momento del año pasado”, dijo DeChambeau. “Estaba tratando de descubrir por qué no estaba en mi nivel. Construí algo muy, muy consistente al principio del año, y lo perdí. Tuve la suerte de encontrarlo. Y ahora estoy empezando a entender por qué era tan bueno al principio de la temporada”.

“Eso es una especie de pensamiento aterrador, para mí al menos, porque muestra lo que soy capaz de hacer”.

DeChambeau hizo cosas increíbles en TPC Boston, donde comenzó la ronda final con un golpe más que el líder, el mexicano Abraham Ancer.

Cameron Smith hizo una carga tardía con un par de birdies en 15 y 16, pero DeChambeau también hizo birdie en 15 para mantener una ventaja de dos golpes. Necesitando un águila en el par 5 del 18 para atrapar a DeChambeau, Smith se quedó corto en el green con su segundo golpe y tuvo que conformarse con un bogey. Juego terminado.

No fue hace tanto tiempo, sin embargo, que varias personas en el golf cuestionaban si el enfoque de DeChambeau se mantendría, particularmente en el escenario más grande del juego y en la rutina que es el PGA Tour. Durante su reclutamiento escolar, algunos colegios dejaron de llamarlo en lugar de aceptar a DeChambeau con todas sus peculiaridades. Del mismo modo, al principio de su carrera profesional luchó para encontrar consistencia en su juego, dejó en el camino un par de caddies y en ocasiones se cuestionó a sí mismo.

Sin embargo, las dudas que existían no solo se extinguieron el lunes, sino que lo han venido haciendo en los últimos 14 meses.

“Estoy jugando golf al más alto nivel y estoy ganando”, dijo DeChambeau. “Estoy constantemente actuando al más alto nivel. Entonces tiene que haber algo de valoración para eso. ¿Todos pueden hacerlo? No. Pero funciona para mí, y creo que esto me va a beneficiar en el futuro también”.

Pero no es solo el método. Es el trabajo duro detrás de él que ha dado sus frutos a lo grande. “Hubo muchas cosas que tuvieron que cambiar para llegar aquí”, dijo, citando alrededor de 30 cosas que debió hacer en forma diferente.

Sin embargo, parte de eso incluía seguir con lo que lo llevó a donde está.

En la primavera de 2017, DeChambeau jugó con un backswing más largo para golpear la pelota más lejos. Se perdió siete cortes seguidos. Así que descartó ese plan y volvió al mismo swing que lo ayudó a convertirse en el quinto jugador en ganar un título de la NCAA y el US Amateur en el mismo año. Pronto le siguió su primera victoria profesional, en el John Deere Classic 2017.
Luego llegaron los triunfos en el Memorial de este año, en Northern Trust y en Dell Technologies de esta semana, cada una impresionante a su manera.

Muchos jugadores habrían estado contentos con los trofeos o el botín que los acompaña. Pero lo que destacó a DeChambeau fue ejecutar los golpes para obtener las victorias. “Los recuerdo a todos”, dijo.

En TPC Boston, eso incluyó el approach en 15, el drive de 332 yardas que conectó en el difícil 14 y el tiro de salida en el 11, de 232 yardas. El tipo de golpes que la elite ejecuta cuando más importa. Con solo 24 años, DeChambeau está más que preparado para unirse a ellos.

“¿Cuánto mejor lo puedo hacer?”, dijo. “No sé lo que me depara el futuro, pero puedo decir que hay otro nivel”.