Equipamiento Hace 3 semanas

Datos recientes muestran que NO le estamos pegando más largo

¿La llamada “explosión de distancia” que tiene a la USGA en estado de agitación? Sí, eso puede estar pasando en el tour, pero no le está pasando a usted. Datos recientes sobre golfistas promedio, incluyendo más de 10 millones de drives registrados por Arccos, la aplicación de rastreo de estadísticas vía GPS, pinta una situación levemente estancada sobre la distancia del drive para el público general. Si bien las entidades rectoras del golf están alarmadas por las 2,5 yardas de aumento en la distancia promedio en el PGA Tour el año pasado, algunas cifras de los golfistas aficionados no se han movido mucho en las últimas dos décadas y muchos le están pegando más corto que antes. Este es nuestro informe exclusivo sobre qué están haciendo mal los golfistas recreativos según las cifras y por qué – y francamente, qué pueden hacer al respecto. Por supuesto las estadísticas son algo desalentadoras, pero la perspectivas pueden cambiar el juego. Se requiere de la tecnología y el conocimiento adecuados.

LOS GOLFISTAS PROMEDIO PODRÍAN ESTAR PEGANDO MÁS CORTO
La distancia ha disminuido en los últimos cuatro años según el estudio de Arccos. Mirando solamente los datos de un año entero, disminuyó 0,6 yardas desde 2015-2017. Si se incluye el 2018, la distancia ha caído a 217,1 yardas, 3,5 yardas menos que en 2015. Un punto a favor: los buenos jugadores (handicap 0 a 5) vieron un aumento de 2,4 yardas desde 2015-2018.
Los demás grupos de handicap perdieron entre cinco y siete yardas.

LOS BUENOS JUGADORES LE PEGAN MÁS LARGO … OBVIO
Los buenos jugadores de fin de semana le pegan más largo que los peores. En el informe de Arccos, los handicaps 0 a 5 promedian 239 yardas y los altos handicaps 201. La matemática sugiere que los altos handicaps deberían jugar desde tees que sean al menos 500 yardas más cortos que los jugados por los bajos handicaps.

LA EXPERIENCIA ES BUENA, PERO NO PARA LA DISTANCIA
Los golfistas promedio pierden yardas más rápidamente a medida que envejecen. Según el seguimiento de Arccos, los jugadores en sus 70 pegan 46 yardas más corto que los que están en sus 20. Los datos sugieren que perdemos un promedio de siete yardas por década de los veintes a los cincuentas pero el doble de eso por década entre los cincuentas a los setentas. Aún así, esa tendencia está cambiando si se miran los datos del PGA Tour Champions. Hale Irwin le pega más largo hoy (253,6) a los 72 años que en 1980, cuando tenía 35 (250,2).

LA VELOCIDAD ES LA CLAVE DE LA DISTANCIA (ES DECIR, LA VELOCIDAD DE LA PELOTA)
La velocidad promedio del swing de un golfista aficionado recreativo es de 93,4 millas (149,4 km) por hora, según los estudios de TrackMan, para una distancia promedio de 214 yardas. Según la distancia “óptima” de TrackMan, el potencial de distancia del golfista promedio es de 255 yardas a la misma velocidad de swing. ¿Cómo? Pegándole más sólido a la pelota, o como se dice, aumentar el “factor smash”. El factor smash es la proporción entre la velocidad de la pelota al despegar de la cara del palo y la velocidad del swing. Por lo general, 1,5 es el factor smash ideal, pero dicho factor en un golfista promedio es de solo 1,42, dice TrackMan. Si un golfista promedio pudiera alcanzar un factor smash de 1,5 (mediante impactos sólidos y en el centro) eso aumentaría la velocidad de la pelota en 8 millas (12,8 km) por hora y reduciría el efecto en un 30 por ciento. Si le agregamos un ángulo de lanzamiento más alto (al menos 2 grados al hacer contacto en el upswing), Trackman dice que el o la golfista promedio podría agregar 41 yardas a su drive.

NECESITA PEGAR MÁS COMO UNA JUGADORA DEL LPGA TOUR
Todos saben que los golfistas promedio no son tan hábiles como los pros del PGA Tour, pero cuando se trata de eficacia con el driver, los pros del PGA Tour son peores que las jugadoras del LPGA Tour. Como los jugadores del PGA Tour le pegan generalmente en el centro de la cara, promedian 2,58 yardas por milla por hora de velocidad del swing, según TrackMan. Los golfistas de fin de semana promedian solo 2,29 según un estudio de Jaacob Bowden de Swing Man Golf. Si pudieran mejorarlo a tan solo 2,40, los drives de los golfistas recreativos ganarían 10 yardas. Bowden dice que las jugadoras del LPGA Tour hacen el swing a una velocidad prácticamente igual a la de los golfistas de fin de semana (93.9 mph – 150,2 kph), pero como son aún más eficientes a la hora de pegarle en el centro que los jugadores del PGA Tour, promedian 2,64 yardas por mph y un promedio de 248 yardas desde el tee. Esas son 30 yardas más largo que los jugadores recreativos.

HAGA EL SWING MÁS LENTO, PEGUE MÁS LARGO
La velocidad del swing no lo es todo, en especial para los golfistas promedio. Usted puede hacer el swing levemente más lento – pero mucho más eficiente – y ganará más distancia. Los datos recopilados por el software de simulación de Foresight Sports mostraron que hacer el swing 3,2 kph más lento puede brindar 20 yardas más, siempre que se reduzca el efecto de la pelota, se aumente el ángulo de lanzamiento y se pegue a la pelota más en escuadra en el centro de la cara.

INFORME SOBRE LA DISTANCIA ENTRE AFICIONADOS USGA: CRECIMIENTO LENTO
Es un estudio limitado, pero en el informe sobre distancia 2017 de la USGA, una prueba anual de golfistas aficionados llevada a cabo en distintos clubes del Reino Unido mostró que la distancia promedio aumentó desde las 200 yardas en 1996 a 208 yardas en 2017. Pero bajó nueve yardas desde 2005. A diferencia de los datos de Arccos, en este estudio solo el grupo de alto handicap (13 o más) mostró un aumento significativo. Ese grupo vio un incremento en el promedio de la distancia con el driver de unas 17 yardas. Mientras tanto, en el mismo estudio, los buenos jugadores ganaron solo dos yardas en las últimas dos décadas. Una muestra pequeña y de alguna manera irregular, pero ciertamente parece mostrar que aquellos que le pegan mejor no están logrando tanta distancia como aquellos que le pegan en todas las partes de la cara

USTED JUEGA DESDE LOS TEES EQUIVOCADOS
Driver y hierro 7 equivale a un par 4 sólido, pero no con la distancia que usted está pensando. El estudio de Arccos muestra que la distancia del golfista recreativo con un hierro 7 es de 145 yardas. Si se combina eso con el promedio de distancia con el driver de Arccos se obtiene un hoyo de 365 yardas o casi una cancha de fútbol más corto de lo que podrían jugar los profesionales del PGA Tour con esos mismos dos palos.

QUIÉNES CAMBIAN EL JUEGO: LA TECNOLOGÍA Y EL ACONDICIONAMIENTO
Docenas de estudios muestran los beneficios de conseguir un nuevo equipamiento adecuado. Aquí les damos dos: La cadena nacional de acondicionamiento de palos Club Champion estudió a golfistas recreativos que probaron lo último en equipamiento. El resultado: 78 por ciento se benefició con el uso del último driver, ganando 11 yardas. Un estudio de Golf Digest con robots llevado a cabo por Golf Laboratories reveló que los modelos más nuevos son seis yardas mejores en promedio (y más en los golpes fuera del centro) que los drivers usados solo cuatro años atrás.