Instrucción Hace 2 años

¿Qué haría Seve? Siete consejos del maestro del match play

Seve

El difunto Seve Ballesteros era el máximo jugador de match play. Tenía un récord de 20-12-5 en ocho presentaciones en la Copa Ryder como jugador, y fue capitán de los europeos en su victoria en 1997. También ganó el World Match Play Championship cinco veces. Demás está decir, el tipo sabía lo que hacía. Y usted también puede. Use la sabiduría de Seve, y tal vez pueda ganarle al próximo rival 5&4.

1. “Hacer que los rivales teman lo peor es una arma poderosa en match play.”
En otras palabras, disfrute la competencia. Párese en el tee de salida con confianza y ofrézcase para pegar primero. ¿Pegó un buen golpe? Recoja el tee antes de que la pelota caiga. Camine con actitud y nunca deje que nadie sepa que está nervioso. Sus rivales se preguntarán si se metieron con el golfista equivocado.

2. “La característica de la cancha puede funcionar a su favor.”
No solo debería ser agresivo en los hoyos que le agradan visualmente o jugar según sus fortalezas, debería identificar una característica dominante acerca de la cancha que esté en armonía con su juego y explotarla. Por ejemplo: un buen jugador de bunker debería seguir siendo agresivo, buscar los greens en canchas con mucha arena. ¿Por qué? El riesgo no es mayor a la recompensa.

3. “Hágale pensar a sus rivales que solo pueden ganar el hoyo con birdie.”
OK, la parte del birdie puede no aplicarse a su grupo, pero el consejo puede aplicarse al score que típicamente gane un hoyo. Lo que decía Seve era: haga que sus contrarios tengan que jugar su mejor golf para ganar un hoyo. No les de ninguna victoria fácil. Incluso si eso implica sacrificar distancia desde el tee o jugar un approach fácil para asegurarse un bogey o par. Más tarde o temprano, esta estrategia los desgastará.

4. “Se aprende rápidamente que es mejor hacer 75 para ganar que 67 para perder.”
Usted no está aquí para ganar un concurso de belleza. Está aquí para ganar, ¿cierto? Eso significa que trabajar los pares y bogeys que lo mantengan en el partido es mucho más importante que tratar de dejar cerca cada golpe que pega. Embocar un golpe aparentemente imposible puede hacer que una vuelta sea memorable, pero no tan memorable como tener su nombre sobre el trofeo.

Seve

5. “Cuando esté en problemas, no solo se trata de habilidad o agresividad. Es más que eso. Usted tiene que ver cierto golpe.”
El golpe de recuperación que usted debería pegar es uno que pueda visualizar. Algunas veces es un tiro bajo de vuelta al fairway y otras veces es un hierro heroico entre un pequeño hueco en los árboles. El punto es: si usted cree que puede lograr un golpe, probablemente será su mejor jugada.

6. “Los golpes malos no siempre son el resultado de un mal swing. También nacen de indecisiones o duda.”
Si está decidiendo entre palos, opte por su primera elección. ¿No está seguro de una caída en un putt? Elija una y comprométase con esa línea. Y si está por intentar un golpe osado, no haga el swing hasta que se convenza a sí mismo que puede lograrlo. Puede perder un hoyo, pero al menos lo hará con confianza.

7. “Trate de hacer que los rivales tengan que pensar sobre el green.”
Al igual que en el póquer, este es el momento en el que realmente debería estar observando el comportamiento de sus rivales. Obviamente usted quiere que terminen el putt cuando se ven nerviosos. Pero también quiere que tengan dudas con cada lectura del green y con su habilidad de embocar putts. Además, si deja un putt cerca del hoyo, siempre ofrézcase a terminar el putt antes de que tengan oportunidad de concedérselo. Empezarán a pensar que usted está listo para jugar el putt, al margen de todo. Hasta podrían terminar dándole putts que podría fallar fácilmente.

Lea también No se quede mirando al green o al putter. Todos saben que falló el golpe