Instrucción Hace 11 meses

Clase de driving de Butch Harmon

PEGARLE BIEN A LA PELOTA CON EL DRIVER tiene un valor agregado. No solo lo prepara para jugar el hoyo, sino que le apuesto que usted tiene un vínculo emocional con su driver: los días buenos con ese palo son sus días favoritos. No está solo. Algunos de los jugadores top del mundo se sienten igual. Todos nos paramos en el tee de un hoyo y tenemos muchas ganas de pegar un buen golpe de salida. Algunas veces porque el hoyo es difícil o porque el drive adecuado puede darle una chance de birdie. El problema es que la mayoría de los golfistas equiparan un gran golpe de salida con distancia. Y buscar distancia suele llevarlo a pegar sus peores drives, justo cuando necesita su mejor golf. En cambio, elija un golpe que busque posición antes que potencia y luego siga el plan para pegarle. Hablemos un poco de algunas situaciones donde usted presiona para tener ese drive matador – y cómo lograrlo.



HOYOS CORTOS
HAGA EL SWING HACIA UNA DISTANCIA
Usted se para en un par 4 corto y su instinto lo lleva a tratar de dejar la pelota lo más cerca posible del green, así que le da con todo al driver. Eso está bien para los buenos jugadores, pero los golfistas con menor destreza con los wedges necesitan ver el tipo de golpe que van a dejarse. Si está jugando un hoyo de 300 yardas y usted pega 240 con el driver, ese golpe de 60 que le quedará puede ser uno de los más difíciles. Si a eso le agrega un green pequeño o un bunker profundo adelante – características comunes en los pares 4 cortos – puede hacer un score alto en un santiamén.
El truco en esos hoyos es pegar un drive hasta su distancia favorita con el wedge. Para algunos jugadores, es un wedge completo, digamos 110 yardas, o tres cuartos de tiro a 80 o 90 yardas. Luego hay que mirar la distancia del hoyo (300) y restar su distancia favorita (110) para decidir qué necesita pegar desde el tee. En este caso, cubrir 190 yardas puede significar un hierro largo o un híbrido. Luego comprométase a cubrir esas yardas y no a hacer el swing como si tuviera el driver en sus manos. Hará más birdies de esa manera que tratando de dejarla cerca con el pitch desde una distancia incómoda más cerca del green.


DE MIS ARCHIVOS DE JUGADORES
GREG NORMAN VENCIÓ LA INCLINACIÓN
▶ Cuando trabajé con Greg en la década del 90, él le pegaba al driver de persimmon más de 300 yardas y podía dejar la pelota en el lado correcto del fairway. Él era el mejor pegador de driver que yo hubiera visto. Pero algunas veces su columna se inclinaba un poco en el downswing, y entraba en una posición de C invertida a medida que avanzaba a través. Así que trabajamos en mantenerlo más sobre la pelota en el impacto, sin que la columna se retrase. No había mucho que corregir en el driving de Greg, pero trabajamos muy bien en ese movimiento.


DE MIS ARCHIVOS DE JUGADORES
RICKIE FOWLER APRENDIÓ A INCORPORAR LA SACADA HACIA ATRÁS
▶ Rickie solía arrastrar la punta del grip demasiado por adentro en la sacada hacia atrás, con la cabeza del palo hacia afuera. Eso lo obligaba a tener que trazar el recorrido del palo nuevamente al volver y hacía el swing demasiado de adentro hacia afuera. Entonces encontramos un ejercicio en el que hacía swings parando a la altura de la cadera, verificando que la vara estuviera paralela a la línea de los dedos de los pies. Luego Rickie regresaría la cabeza del palo hacia la pelota y comenzaría su swing. ¿Le suena familiar? Ese punto de verificación es ahora parte de su rutina previa al golpe y se ha convertido en uno de los mejores pegadores de drivers del tour.


DRIVES EN SUBIDA
PREPÁRESE PARA PEGARLE ALTO
Este es clásico. Usted ve el fairway elevándose frente a usted y piensa que necesita ayudar a levantar la pelota. ¿Entonces qué es lo que hace? Coloca la pelota adelantada en el stance o se queda atrás y da vuelta las manos hacia arriba en el impacto. Estos movimientos no son confiables y por lo general llevan a topazos con el drive o a pegarle al suelo detrás de la pelota – el odioso drop-kick.
Es verdad, necesita conseguir mayor vuelo de pelota en los golpes en subida, pero tiene que hacerlo de la manera correcta. Tome el stance normal (arriba, izquierda), luego mueva el pie posterior 12 a 15 centímetros hacia la derecha, agrandando su stance (arriba, derecha). Esto creará un ángulo en la parte superior de su cuerpo alejándolo un poco del objetivo. Hará un buen giro y podrá transferirse hacia adelante al volver y aún así mantenerse detrás de la pelota para pegarle levemente hacia arriba. Ese impacto con un upswing crea un lanzamiento alto. Recuerde, el tee de salida de un hoyo en subida está tan nivelado como cualquier otro; no necesita ajustar su swing. Solo párese un toque atrasado de la pelota y tendrá mayor distancia de vuelo.


‘en los golpes de salida que se adaptan a su juego, no se limite a apuntar derecho y pegarle enseguida.’


DE MIS ARCHIVOS DE JUGADORES
DUSTIN JOHNSON ELIMINÓ UN COSTADO
▶ En 2015, Dustin pasó a pegar fade desde el tee y todo su juego cambió. Anuló la falla hacia la izquierda apuntando un poco hacia ese lado y permitiendo que la pelota se deslizara hacia la derecha. Le enseñé la manera de pegar fade de Nicklaus: Apunte la cara del palo hacia donde quiere que la pelota termine, luego alinee su cuerpo a la izquierda de eso. Eso le permitió a Dustin ser tan agresivo como quisiera sin temer a pegarle un hook. No es una gran curva hacia la derecha. Yo lo llamo un “fade deslizante,” como el que pegaba Lee Trevino – excepto que este va 50 yardas más lejos. Cuando Dustin le está pegando bien al driver, nadie puede ganarle.


CUANDO SE ADAPTA A SU JUEGO
PERMITA QUE EL GOLPE SUCEDA
Cuando usted llega a un hoyo que toma la curva en la dirección que salen naturalmente sus drives, usted piensa, “Por fin, un hoyo hecho para mí.” Bueno, tiene que tener cuidado porque la situación lo tienta a pegar ese tiro heroico. Si usted le pega con fade, tiene un hoyo dogleg hacia la derecha y tiene ganas de tirarle con todo. El problema es que si usted apunta derecho y le pega más fade de lo normal al drive dejándola en el rincón interno del dogleg, es allí donde está el peor problema. Acaba de convertir su hoyo soñado en una pesadilla.
Para jugar un hoyo que combine con su estilo de golpe, apunte hacia el rincón externo del dogleg y dele espacio a su golpe de salida para que gire hacia el centro. Si usted es un pegador de fade en ese dogleg hacia la derecha, este es el procedimiento: Primero, apunte la cara del palo hacia el borde izquierdo del fairway (arriba, izquierda); luego tome el stance – pies, caderas, hombros – paralelamente a la línea donde apunta la cara (arriba, derecha). Ahora podrá hacer su swing normal – ¡sin dirigirlo! – y su estilo de golpe preferido moverá la pelota hacia la posición perfecta.


HOYOS LARGOS
PEGUE MEJOR, NO MÁS FUERTE
Comencé este artículo diciendo que hacer el swing para conseguir una distancia máxima lo meterá en problemas. Pero la realidad es que algunos hoyos necesitan que usted pegue su mejor drive para tener la oportunidad de hacer un buen score. Existen maneras aceptables de incrementar la distancia, formas que no lo exponen a desparramar la pelota. Necesita la disciplina para seguir un plan, no solo hacer el swing más fuerte.
Primero, sepa que la mejor forma de convertir la velocidad en distancia es pegando a la pelota en el medio de la cara del palo – y eso se logra manteniendo el control. Haga un backswing deliberado; dese tiempo a girar antes de volver. Su instinto puede ser volver más fuerte desde el tope, pero eso hará que desperdicie la velocidad demasiado temprano. Haga el downswing desde el suelo hacia arriba: transfiera la parte inferior del cuerpo hacia el objetivo, manteniendo el giro de los hombros y permita que el palo caiga hacia adentro. Entonces podrá acelerar a través y conseguir la distancia que necesita.


DE MIS ARCHIVOS DE JUGADORES
GARY WOODLAND DEJÓ DE SALTAR FRENTE A ELLA
▶ Gary es un gran atleta con una gran velocidad. Él solía ser demasiado agresivo con su cuerpo al empezar a volver, lo cual angostaba su swing. El palo caía detrás de él, ocasionándole pelotas bloqueadas y hooks. Encontramos un ejercicio de práctica donde hace el swing hasta el tope con su driver, luego hace una pausa de un segundo antes de volver. Esto lo ayudó a dejar de agregar quiebre de muñecas desde el tope – llamado quiebre en bajada – responsable de angostar el swing. Es una gran lección para los golfistas que tienen un movimiento rápido del cuerpo.