Instrucción Hace 7 meses

Deje la cinta, esta es una mejor rutina aeróbica para el golf

Le pido disculpas si usted está leyendo esto después de adquirir una pieza de equipamiento aeróbico por UD$2,000. La realidad es que podría haber gastado mejor su dinero. Si se toma en serio la ejercitación de manera que pueda ayudarlo con el rendimiento en golf, le he diseñado una rutina aeróbica simple que requiere apenas algo más que un par de zapatillas – y su compromiso. La mejor parte es que puede usarla como un pre calentamiento antes de iniciar una vuelta. Comience haciendo saltos hacia adelante como lo estoy haciendo aquí. Marche en el mismo lugar, elevando el brazo izquierdo con la rodilla derecha y viceversa. Empújese hacia adelante, las rodillas y los brazos en alto y los pies derechos. Este movimiento hace hincapié en la parte inferior del cuerpo y mejora la coordinación – ambos esenciales para hacer un buen swing. Haga tres series de saltos durante 30 segundos, descansando durante 30 entre cada serie. Luego haga los otros ejercicios aeróbicos que le muestro en las siguientes páginas. Puede variar las series y la duración basándose en su nivel de acondicionamiento físico, pero prepárese para sudar.

 

Saltos laterales
Los golfistas necesitan entrenar en los tres planos de movimiento, pero por lo general el movimiento lateral suele descuidarse. Este ejercicio mejora la coordinación de lado a lado y la función de la parte inferior del cuerpo. Comience a marchar en el lugar con el brazo opuesto sobre la pierna opuesta. Sienta que está saltando un poco. A medida que se empuja desde un pie, dirija su cuerpo lateralmente hacia la dirección contraria. Mantenga altas las rodillas y los brazos moviéndose desde sus bolsillos hasta el mentón. Haga tres series, cada una durante 30 segundos con 30 segundos de descanso entre cada serie. Recuerde, puede variar la duración del ejercicio y el descanso basándose en su nivel de aptitud física.

Estocadas con rotación
Los golfistas necesitan mantener la parte inferior del cuerpo estable mientras la parte superior rota. Este ejercicio entrena esa parte del swing mientras eleva su ritmo cardíaco. Desde una posición de pie, haga una estocada hacia adelante con la pierna izquierda, bajando el cuerpo hasta que la rodilla derecha está sobrevolando apenas el suelo. Apriete los glúteos de la parte derecha del cuerpo mientras siente que el peso corporal se planta firmemente sobre el talón izquierdo. Ubique la mano derecha sobre la rodilla izquierda y rote hacia la izquierda, extendiendo el brazo izquierdo por atrás suyo. Regrese a la posición de pie. Haga dos series de ocho repeticiones, descanse por 15 segundos; luego haga dos series de ocho repeticiones con la pierna y rotación opuesta.

Las rutinas aeróbicas no tienen que parecer rutinas. Mézclelas y diviértase.

Acunar las piernas
Si hay un grupo de músculos que realmente nos importa en golf, son los glúteos. Pueden brindar potencia y estabilidad en un swing si están funcionando adecuadamente. También trabajan en armonía con los músculos de las caderas y los muslos internos y externos para brindar rotación de la parte inferior del cuerpo. Entrénelos comenzando parado derecho y elevando una pierna hasta que la rodilla esté a la altura del abdomen. Agarrando la rodilla con una mano, lleve el mentón hacia adentro hasta que esté en un ángulo de 45 grados en relación a la pierna de apoyo. Sostenga por un segundo y vuelva a pararse derecho. Haga dos series de ocho repeticiones con cada pierna.

Abrazo de rodillas
La flexión de la cadera juega un gran rol en lograr un contacto sólido con la pelota. Este ejercicio entrena los flexores de la pelvis y fortalece los cuádriceps e isquiotibiales al depender de una pierna para sostener el peso del cuerpo. Estando parado derecho, eleve una pierna hasta que pueda abrazar la rodilla con sus manos. Luego lleve la rodilla hasta el pecho y eleve el talón del pie de apoyo. Sostenga un segundo y regréselo al suelo. Haga dos series de 10 repeticiones con cada pierna.