Destacado Hace 2 años

Chipping a prueba de papas, por Butch Harmon

HarmonEl chipping no es complicado, pero muchos golfistas lo complican. Un tema que veo es que se paran muy lejos de la pelota, como si estuvieran pegando un golpe de hierro (arriba, derecha). Desde allí el palo hace el swing alrededor del cuerpo en un arco circular – bueno para el full swing pero malo para el chipping. Ese movimiento más grande hace que desacelere el golpe por miedo a pegarle demasiado lejos a la pelota. Y termina pegando papa.

Para simplificar las cosas, párese más cerca de la pelota con la vara más vertical. Sienta que la cabeza del palo está parada sobre su punta (arriba, izquierda). Esto establece un recorrido del swing más recto con la cara del palo mirando siempre hacia la línea objetivo por la que quiere enviar la pelota, sin que rote abierta o cerrada. Además, el swing será más corto y pueden pasar menos cosas malas.

Pruebe esta rutina: Primero tomo el stance con su pie posterior, directamente frente a la pelota y unos 30 centímetros alejado de ella. Luego apunte la cara del palo hacia el objetivo. Finalmente, tome el stance con el pie delantero – eso lo ayudará a llevar el peso hacia adelante, donde necesita estar durante todo el swing. Asegúrese de que la vara esté inclinada un poco hacia el objetivo, y a partir de allí es solo cepillar hacia atrás y a través.

Butch Harmon es profesional instructor de Golf Digest


HarmonCómo agregar sensación
Yo uso mi grip de putting cuando juego un chip porque me da una mejor sensación – y los pequeños chips son golpes de verdadera sensación. También me da la sensación de estar jugando un putt, más “sobre la pelota” y concentrado en el objetivo. Todo lo que está tratando de hacer es hacer que la pelota pase por encima del pasto frente a usted y que ruede. ¿Por qué hacerla picar en el green en vez del collar? Porque el rebote es más predecible.