Recomendados Hace 10 meses

Esta podría ser la cancha de golf nueva más importante del último año

cancha

Trabajo acuático: el arroyo Salt corre a lo largo del hoyo 14 de 354 yardas.

THE PRESERVE EN OAK MEADOWS, de ingreso con abono diario ubicada en Addison, Illinois, podría ser la cancha de golf nueva más importante de 2017. El que aproveche un arroyo notorio demuestra que una cancha de golf puede estar al servicio de los golfistas y de toda la comunidad. La manera creativa en la que encara las inundaciones y las aguas de tormenta la convierte en la ganadora del premio ambiental Estrella Verde de Golf Digest en 2017.

Adecuadamente llamado Preserve (Reserva), y conocido anteriormente como Oak Meadows Golf Club, y antes que eso Elmhurst Country Club, era una cancha municipal muy concurrida – salvo cuando el arroyo Salt, que la recorría por todo el medio, se desbordaba. Hectáreas de pasto descansaban bajo el agua durante días y morían.

El propietario de la cancha, el Forest Preserve District del condado de DuPage, trajo al arquitecto Greg Martin desde Chicago, quien habló con expertos en tormentas e hidrólogos. Decidieron que la solución era permitir que el arroyo Salt “respirara” mientras pasaba a través durante las inundaciones. Eso implicaba mayor espacio para el desborde. Luego de tres años de planificación y permisos, en julio de 2015 empezó la construcción del proyecto de $17 millones para construir 18 hoyos nuevos en tierra mayormente nueva.

Cuadrillas de trabajo desviaron al arroyo Creek convirtiéndolo en un canal angosto y rediseñaron el lecho de la corriente principal en curvas más anchas y profundas para desacelerar el agua, con una base irregular para colaborar en el desembolso de los sedimentos, filtración del agua y mejorar el hábitat. Junto al arroyo se crearon 14 hectáreas de pantanos. Más allá de eso establecieron 16 hectáreas de sabanas y praderas para recibir el agua si los niveles se elevaban hasta esa altura.

Para conseguir espacio, tuvieron que abandonar muchos de los hoyos que corrían junto al arroyo y talar unos 1.500 árboles mayormente de baja calidad. Pero muchos de los terruños radiculares fueron colocados de manera vertical en lugares elegidos a lo largo de los 1,6 kilómetros de arroyo reconstruido para apuntalar las curvas, evitar la erosión y brindar un hábitat de vida salvaje. Los funcionarios estiman que la propiedad puede tolerar 75 millones de litros de agua de tormenta más que antes, suficientes para lidiar con un evento que ocurre una vez cada cien años.

Martin nos dio un tour el verano pasado, un día después de que la lluvia hubiera cerrado muchas canchas de la zona. The Preserve estaba seca y jugable; el arroyo Salt estaba desbordado, ancho como un delta, fluyendo perezosamente sobre los pantanos recién plantados y alrededor de algunos árboles de las tierras bajas pero sin amenazar ningún hoyo. Para cuando abandonaba la propiedad, era un arroyo manejable. Los propietarios de las casas río abajo fueron muy astutos.