Instrucción Hace 2 meses

Michael Breed: “Este es mi sistema para jugar siempre el palo adecuado”

El mes pasado en mi nota de tapa hablé de desarrollar las proporciones de vuelo – rodado alrededor de los greens. Para los palos usados en el chip necesita saber cuánto va a volar y cuánto va a correr el golpe. Y entonces podrá elegir el palo adecuado para cada situación.

Para establecer esas proporciones, lleve los palos que usa para el chipping y una toalla de playa para el green de práctica. Encuentre una zona plana y coloque la toalla a lo largo justo apenas sobre el green, creando un objetivo de dos metros por un metro. Usando el pitching wedge, ejecute chips tratando de picar la bola sobre la toalla. Mientras incorpora el movimiento, calcule qué porcentaje de cada chip está en el aire y qué porcentaje está en el suelo. Una vez que encuentre la proporción pitching – wedge – el mío es 40 por ciento vuelo, 60 por ciento rodado – use el mismo proceso con los otros palos.

Yo voy desde 60-40 con mi lob wedge a 20-80 con mi hierro 8.

El próximo paso es ser capaz de acertar un lugar de aterrizaje preciso. Pliegue la toalla a la mitad, formando un cuadrado de un metro, y trate de picar los chips en la toalla. Primero con el pitching wedge y luego los otros. Vuelva a plegar la toalla a un metro de largo por medio metro de ancho y repita el proceso.

Una vez que tenga las proporciones y pueda acertar esas pequeñas zonas de aterrizaje, recuerde una cosa más: sea flexible. Antes de jugar, juegue el chip con el pitching wedge para ver si podrá usar su proporción normal. Si no es así – tal vez los greens están rápidos o lentos – ajuste la proporción y vuelva a calibrarla en los otros palos.

MICHAEL BREED es instructor digital en jefe de GOLF DIGEST.