Instrucción Hace 2 meses

Listo para la batalla, por Justin Thomas

Hay una parte del juego que tal vez usted no le preste demasiada atención, pero si lo hiciera, creo que empezaría a bajar sus scores. Lo mejor de esto es que no tendrá que esperar meses o años para ver mejoras. ¿Tiene alguna idea de qué estoy hablando? ¿Le dio una idea el título? Sí, estoy hablando de cómo practicar. La manera en que yo lo hago me ayudó a llegar a ser el Nro. 1 del ranking mundial a principios de año y lo puede ayudar a usted también. ▶ Mi padre, Mike, es profesional de golf y le gusta recordarles a sus alumnos que la caminata más larga en este deporte es desde la cancha de práctica al primer tee. ¿Por qué? Lo que muchos golfistas hacen cuando practican no los prepara realmente para lo que van a experimentar en la cancha. Si su sesión habitual de práctica es pegar pelota tras pelota mientras circula por los palos – y sus scores no están mejorando – es hora de probar algo diferente, ¿no le parece? Aquí voy a hacerlo transitar por la manera en que practico y entro en calor. Si le interesa jugar mejor, sienta la libertad de robar mi plan y hacerlo suyo.

“CON CADA GOLPE QUE EJECUTO CON UN HIERRO EN LA CANCHA DE PRÁCTICA BUSCO LOGRAR ALGO DIFERENTE”.


‘NO ESTOY SEGURO DE CUÁL ES EL BENEFICIO DE PEGAR MUCHOS GOLPES CON UN FULL SWING HACIA UN MISMO OBJETIVO EN LA CANCHA DE PRÁCTICA. NO ES MUY PRODUCTIVO’.


CÓMO PRACTICAR
Una de las razones principales por mi éxito reciente proviene de la manera en que mi padre y mi profesor del juego corto, Matt Killen, analizan mi rendimiento para poder optimizar el tiempo de práctica. Ellos desmenuzan mis estadísticas e identifican las más importantes. Por ejemplo, recientemente mi padre notó que me estaba costando el approach desde las 50 a 75 yardas y sacar approach y putt en la zona de las 20 a las 30 yardas. Entonces pasamos más tiempo en ese tipo de golpes. Tiene sentido, ¿no es así?
Nosotros le prestamos atención a mis estadísticas más fuertes también. No puede ignorar sus fortalezas o eventualmente lo decepcionarán. El punto es que tiene que ser honesto consigo mismo respecto de su juego. Aunque estudie las estadísticas o no lo haga, saber que tiende a pegar los wedges hacia la izquierda y sacar approach y putt solo en ocasiones debería decirle que en la pequeña ventana que tiene para practicar, tratar de pegarle fuerte al driver no es quizás el mejor uso de su tiempo. Pegue algunos para reforzar su método (y divertirse un poco) pero no se enfoque en el driver.

“ESTE ES UN PUNTO DE VERIFICACIÓN CLAVE PARA MÍ EN EL BACKSWING. SI LLEGO A ESTE PUNTO SIN LATIGAR EL PALO HACIA ADENTRO, PROBABLEMENTE HAGA EL SWING EN PLANO”.

OK, supongamos que evaluó su juego y ha estado trabajando para mejorar sus debilidades y mantener sus fortalezas. Déjeme que le haga una pregunta: ¿Está practicando de manera aleatoria? Es decir, ¿está pegando el mismo golpe una y otra vez o está variando? Yo soy un gran creyente en lo último. Una manera de hacerlo es con el monitor de lanzamiento TrackMan. Yo lo ajusto para que me dicte distancias al azar, desde las 126 a las 150 yardas como ejemplo, y tengo que pegar cualquiera sea el golpe que me pide. Entiendo que la mayoría de ustedes no tienen acceso a un monitor de USD$20.000, pero usted puede proporcionarse a sí mismo un nuevo objetivo o un nuevo desafío – o ambos – para cada pelota que pegue. Por ejemplo, pegue una al cartel de las 150 yardas con dos hierros diferentes o dos tipos de tiros distintos. Lo que está haciendo es imitando la experiencia en la cancha de golf. Son muy raras las veces en las que tendrá el mismo tiro con dos swings seguidos, por lo que su tarea cambia de golpe a golpe. Debería practicar de esa manera también.
Este método también lo ayudará bastante en su juego corto. Y practicar alrededor de los greens es donde debería pasar la mayor parte de su tiempo. A menos que esté trabajando en algo particular de su técnica y no quiere moverse hasta que la haya incorporado, no me quedaría parado en un mismo lugar alrededor del green pegando el mismo golpe una y otra vez. Siga cambiando el objetivo. Una manera de hacerlo es usando tres bolas y jugar el pitch o chip en tres trayectorias al mismo objetivo. Luego paso a otro objetivo y hago lo mismo.
Cuando se trata de jugar el putt, probablemente me incline más por los ejercicios que en otros aspectos de mi juego. Por ejemplo, empiezo cada sesión verificando la línea de los ojos con un espejo de alineación. Quiero asegurarme de que mi ojo izquierdo esté justo detrás de la bola, y más importante, que mis ojos estén alineados con la línea del putt. Es tan fácil perder la alineación y cuando eso sucede, hasta la mejor lectura y golpe pueden llevar a errar el putt. Entonces chequear su alineación frecuentemente es indispensable para jugar bien el putt.
Otro ejercicio que suelo hacer está enfocado en hacer rodar la bola en línea. Yo busco un putt con caída y anclo dos extremos de una soga a unos 15cms del suelo en la línea de inicio. Luego coloco dos tees en el suelo a los lados de esa línea a unos quince centímetros frente a mí. El objetivo es hacer rodar la bola entre los tees a lo largo de la línea de partida. Volviendo a lo que decía antes sobre practicar las cosas que no hago bien, durante un largo tiempo no fui bueno en los putts de media distancia. Por eso pasé mucho tiempo jugando putts entre 3 a 8 metros. Piense en el tipo de putts que más le cuestan y dedique su práctica a ellos. El mensaje: Necesita salirse de su zona de confort cuando practica si quiere volverse un mejor jugador. Eso es lo que hacemos en el tour.

“NO SOLO PRACTICO TIROS CORTOS DESDE DISTINTOS ASIENTOS, TAMBIÉN VARÍO LA TRAYECTORIA Y EL EFECTO DE UN GOLPE A OTRO”.

CÓMO ENTRAR EN CALOR
En los días que estoy jugando al golf mi práctica varía de lo que suelo hacer en una sesión normal. En la cancha de práctica paso más tiempo con los wedges. Yo diría que un 30 a un 40 por ciento de mi tiempo de entrada en calor la paso pegando golpes diferentes. Coloco el TrackMan junto a mí para verificar las distancias y el efecto, y busco pegar medios golpes, golpes enteros, golpes altos, golpes bajos, un poco de cada uno.
Una vez que llego a los hierros más largos empiezo a prestar más atención al tipo de vuelo. Es cierto que puedo variar entre draws y fades, pero cuando mejor le estoy pegando lo hago derecho con un pequeño fade al final. Por ende quiero asegurarme de que puedo pegar ese golpe antes de salir a la cancha. ¿Qué sucede si no puedo hacerlo? Bueno, si no puedo, tengo que jugar con lo que tengo. Mi consejo es que le preste mucha atención al tipo de vuelo de ese día. Olvídese de que le estaba pegando con draw la semana pasada. Si no sucede en el range, no sucederá en la cancha.


‘Aclimátese con los distintos asientos que estará enfrentando en la cancha’.


Yo entiendo que usted querrá pegar algunos golpes de swing entero para soltarse, pero una vez más, el área del juego corto es la que lo va a ayudar mucho más que el range. Lance bolas por el green de práctica y ejecute chips y pitch hacia diversos objetivos para aclimatarse a los distintos asientos que enfrentará en la cancha. Mientras lo hace, ejecute algunos golpes desde el bunker para tener una idea de la firmeza y cómo va a reaccionar la bola una vez que pique sobre el green.
Si tuviera tiempo para hacer una única cosa antes de jugar, trate de sentir cuán largo tendrá que hacer el swing del putter para que la bola llegue al hoyo desde distintas distancias. Muchas veces siento que estoy leyendo muy bien los greens pero no le estoy pegando al putt como debería. Si se retira del green de práctica haciendo rodar la bola de manera consistente hasta unos 30 centímetros pasado el hoyo, estará listo para la batalla.