Instrucción Hace 5 meses

Maneras simples para adaptarse a jugar desde cualquier asiento

Lo que escucho más seguido de los golfistas que vienen a tomar una clase conmigo es que quieren un swing más confiable. Lo entiendo, pero para jugar su mejor golf, es más importante entender qué ajustes necesita hacer para los múltiples escenarios que enfrentará durante una vuelta. Saber cómo adaptarse es una manera de lograr más espacio para hacer un swing menos que perfecto y aún lograr un resultado decente. Sus golpes buenos mejoran, pero lo más importante, también lo hacen los malos. Esa es la razón por la cual saber cómo amoldarse es la manera más fácil de bajar los scores. Trabajemos en cómo modificar su juego.

KAYLIN SKOVRON, entre los mejores instructores jóvenes de Golf Digest, tiene su base en Jeff Isler Golf en Southlake, Texas.

‘Las mejores sesiones de práctica son aquellas en las que usted imita los asientos y los golpes que haría en la cancha.’

MEJOR DRIVING
Cambie la posición de la pelota para lograr mejores tiros de salida

▶ Para lograr el mejor lanzamiento y efecto con el driver, coloque la pelota adelantada en el stance y péguele en subida. Pero si usted la ha alineado con el talón delantero (arriba), y sigue pegándole demasiado baja (y por lo general torcida), colóquela todavía más adelantada para que esté alineada con los dedos de los pies del pie delantero (izquierda). Tome el address con los pies juntos y luego dé un paso hacia atrás alejándose del objetivo con el pie posterior. Ahora está listo para mandarla más alta – y esperemos que más recta.


El drive promedio en el Web.com Tour (302,9 yardas) es unas 10 yardas más largo que en el PGA Tour.


Mejores golpes con los hierros
Conozca cómo su curva se adapta al ambiente

▶ Ya sea que esté contento o no con la manera en que curvan sus golpes, lo más importante es saber cómo su tipo de vuelo típico con los hierros encaja con lo que el hoyo le pide que haga. Un campo de práctica ancho y abierto dificulta elegir objetivos pequeños, apuntar hacia ellos y ver la manera en que la pelota debe moverse para alcanzarlos. Así que para una mejor perspectiva, clave una varilla de alineación en el suelo a 10 yardas adelante sobre la línea objetivo. Luego ejecute golpes, prestando atención a cómo debe moverse la pelota en relación a esa varilla para acertar el objetivo. Eso angostará su enfoque.


Mejores recuperaciones
Venza los malos asientos con cerebro y experiencia

▶ A menos que usted sea socio de Augusta National es muy probable que no esté jugando cada golpe desde un asiento perfecto. Cuando esté en un mal lugar, en vez de hachar la pelota y esperar que el tiro sea bueno, tenga un plan. Comience evaluando el asiento. Si puede colocar el palo detrás de la pelota necesita asegurarse de hacer un swing que tome contacto con la pelota primero. Para ayudar a que eso suceda, tome el address con la pelota levemente atrasada del centro de su stance y cuando haga el swing, enfóquese en pegar hacia abajo hacia la pelota. Si lleva el palo hacia atrás más empinado y con más quiebre de muñecas de lo normal, estará pre estableciendo un buen ángulo de ataque. Recuerde que estos golpes por lo general vuelan más bajo y con más rodado de lo normal. El principal error aquí es tratar de levantar la pelota del hoyo enderezándose. Debe mantener su postura. Si pasa 10 minutos pegando golpes desde asientos malos a propósito cuando practica, se sentirá mucho mejor respecto de sus probabilidades de recuperarse cuando juegue.

MEJOR JUEGO DESDE EL BUNKER
Una buena preparación del golpe hace que los tiros desde el bunker sean casi automáticos

▶ Muchos jugadores tratan de llevar la pelota fuera del bunker con un swing fuerte que cava con el lado inicial del palo, o se quedan atrás y tratan de cucharearla hacia afuera. Ninguna de las dos es una técnica confiable. En cambio, abra la cara, tome el grip, abra el stance levemente mientras mantiene la posición de la pelota apenas adelantada del centro. Esta combinación le permitirá hacer un swing de pitch normal por la línea ilustrada aquí y deslizar el palo a través de la arena a una profundidad apenas debajo de la pelota.