Instrucción Hace 3 meses

Cómo hacer un approach y putt jugoso, por Jordan Spieth

HE ESCUCHADO QUE UN CHIP ES UNA VERSIÓN EN MINIATURA DE UN FULL SWING. No podría estar más en desacuerdo. Se pueden aplicar algunos de los mismos fundamentos, pero en el chipping hay mucho más en funcionamiento. Tengo un full swing básico que me sirve para desenvolverse en la cancha de golf y hago algunos ajustes mínimos para pegar draws y fades, golpes bajos y altos. Por otra parte, tengo al menos 10 movimientos para el chip – y constantemente estoy explorando otros. No creo que exista un chip estándar y siempre deberías ser valiente y tratar de ejecutar el golpe que la situación o el asiento demanden. ¿Qué tiro ofrece la mejor oportunidad para dejarla cerca del hoyo? Necesita canalizar su creatividad y sensación para encontrar la respuesta, lo cual es divertido. ▶ Uno de mis chips favoritos es lo que yo llamo “nip-spinner.” Sale baja y fuerte, da un gran salto y luego se detiene rápidamente. Me encanta pegarlo frente al público. Todos piensan que le pegué un filazo por encima del green pero uno solo sonríe y espera que muerda. Lo uso cuando estoy apenas afuera del collar sin mucho espacio entre la bandera y yo y la pendiente es tal que no podría controlar bien la distancia con un putter. ▶ Le voy a enseñar la técnica para pegar este chip especial – al igual que cómo embocar el putt. Aunque solo sean sus compañeros de juego los que estén mirando, le garantizo que alguno lo aplaudirá.

ANGULE SU ATAQUE | UN DOWNSWING EMPINADO HARÁ QUE LA BOLA SALGA MÁS BAJA.

▶ Aprendí a pegar el nip-spinner cuando tenía 13 o 14. Antes de eso no tenía ni la fuerza ni la velocidad del swing para lograrlo. Uso un lob wedge y para el ojo no entrenado parece un tiro globo. Es un backswing largo en relación con cuán poco viaja el golpe, y el recorrido del downswing es fuerte de afuera hacia adentro, cortando la bola. La diferencia entre esto y el globo es el impacto. Con el globo el palo llega chato y se desliza por debajo de la bola. Con el nip-spinner, el palo viene empinado para encontrar la bola primero y luego el pasto. Existe mucha interacción entre el palo y el pasto, entonces sacará un divot – o al menos raspar bien el pasto. Mi pensamiento principal del swing es mantener la muñeca izquierda chata a través del golpe para que la cabeza del palo nunca pase las manos. Es un movimiento bajo y cortado en la base del swing. En vez de que la bola se deslice por la cara del palo, las ranuras agarran la cobertura de la bola para crear una trayectoria más baja y una tonelada de efecto.

“Si está tenso por un putt, retírese y vuelva a preparar el golpe”.

CONSERVE LA FE
▶ Cuando practique este golpe esté preparado porque seguramente le pegará muchos filazos. No se preocupe. Siga haciéndolo y encontrará la sensación de flexibilidad en las muñecas que le permita pellizcar la bola fuera del césped. Siga preguntándose: ¿cuán rápido puedo hacer el swing y que la bola vuele la distancia más corta posible? Cuando estoy en un torneo y surge la oportunidad para pegar ese golpe, mi error típico es no comprometerme con la velocidad necesaria. Desacelero y la bola saldrá alta, a la derecha y corta de donde pretendo que vaya. Dependiendo de la pendiente del green, la bola aún podría terminar a una distancia razonable del hoyo, entonces no es un golpe horrible. Pero de todos modos, si pretende dejarla cerca, tiene que conservar la velocidad a través del impacto.

MANTENGA LA POSE | CUANDO LA BOLA ESTÁ RODANDO MUY BIEN, HAGA QUE ALGUIEN LE SAQUE UNA FOTO MIENTRAS JUEGA EL PUTT Y ÚSELA COMO REFERENCIA.

ENTIERRE EL PUTT
▶ Con suerte habrá jugado el chip para dejarla dada. Pero el nip-spinner suele ser necesario en situaciones difíciles así que dejarse un putt de dos o tres metros puede ser un buen resultado. Al margen de la longitud le voy a revelar algo reciente de mi putting: necesito ponerme perezoso. Con eso quiero decir que quiero que todo lo relacionado con mi stance y golpe se sienta súper relajado, casi dormido. Cuando no estoy jugando bien el green suele ser porque hay algo de tensión en alguna parte de mi cuerpo. Creo que todos son iguales cuando empiezan a fallar putts – empiezan a realizar pequeños ajustes buscando algo que funcione. Antes de darse cuenta, ya se estará parando de manera incómoda. Ponerse perezoso es un gran pensamiento para volver a realizar un buen golpe. Cuando pasé por un momento difícil con mi putter, mi profesor Cameron McCormick realizó un gran trabajo estudiando videos míos de 2015 y 2016. Descubrimos que había desarrollado este aspecto artificial en forma de C en mi espalda y que el plano de mis brazos estaba desconectado del plano de la vara. Si bien estos problemas eran particulares para mí y mi estilo de putting con manos invertidas, la lección universal es que cuando tengas un gran día sobre el green, pídale a alguien que le saque una foto de cómo está parado antes del golpe. Si/cuando las cosas empiezan a salir mal, tendrá una imagen útil para revertirlo. Es la manera más fácil de que los golfistas usen sus celulares y es una prueba visual de que es capaz de enterrar un putt y salvar el par.