Recomendados Hace 3 semanas

El aficionado Allen John terminó 2do en Alemania pero renunció al premio de 170 mil euros

Richard McEvoy ganó su primer título del Circuito Europeo tras una carrera profesional de 17 años en el Porsche European Open. Pero el inglés de 39 años tuvo un rival que captó el sentimiento de los aficionados alemanes en Green Eagle Golf Courses en Hamburgo.

El aficionado Allen John, un alemán de 30 años que jugó con la invitación de un sponsor, pegó un 67 en la última vuelta para llevarse una parte del segundo puesto con un total de 10 bajo par, como escolta de McEvoy y por encima de Bryson DeChambeau y Patrick Reed. John hizo birdies en cuatro de sus últimos ocho hoyos, incluyendo el 15, 16 y 17, para entrar en la pelea sobre el final. Solo un birdie de McEvoy en el último hoyo impidió que John alcanzara un desempate por el título.

“Es absolutamente increíble”, dijo John, quien, al ser aficionado, tuvo que renunciar a un cheque por 170.000 euros. “El ambiente, la gente que ha estado caminando conmigo los 18 hoyos, es simplemente una sensación increíble”.

El logro de John se hace aún más importante por el hecho de que tiene solo el 5 por ciento de su audición normal. Desde que tenía dos utiliza audífonos.

Su discapacidad no le impidió jugar al golf universitario en Georgia State, de 2008 a 2011, antes de convertirse en profesional y, por un breve tiempo, competir en el Challenge Tour. Pero John decidió dar un paso atrás y recuperó su condición de aficionado en 2016. Desde entonces, ha jugado algunos eventos del Tour Europeo y del Challenge Tour.

En 2017, John compitió en Deaflympics, un evento sancionado por el COI para atletas sordos de élite, donde obtuvo la medalla de oro.

John comenzó la ronda final en Hamburgo a siete golpes de la punta, en el 16to. lugar, y cerró el recorrido de ida con 34 (-1). En los últimos nueve hoyos, encontró una zona de confort y comenzó a hacer birdies en racimos.

“Fue genial, cuando llegué al 18 vi el leaderboard y pensé: ‘Guau, estoy bastante contento'”, dijo John. “Es una sensación genial”.

Esta actuación hizo que John considere darse otra oportunidad para jugar como profesional.

“Tengo mucha confianza en mí mismo después de estar en la pelea, de terminar en segundo lugar”, dijo John. “Es una sensación increíble y me da mucha confianza en la capacidad que puedo mostrar en un campo de golf”.