Recomendados Hace 2 años

100 swings por día para mejorar, por Hank Haney

Una de las preguntas más comunes que me hacen en Twitter es sobre la manera más sencilla o más rápida para mejorar.

No hay forma de esquivar el trabajo necesario para tener un buen swing, pero la mejor manera para crear una buena base para mejorar es hacer 100 swings con un hierro todos los días. No necesita una pelota para hacerlo, y los puede hacer en el living, frente a la tele.

En el nivel más básico, los swings mejoran la fuerza y la flexibilidad. Es un buen ejercicio, pero los beneficios van más allá de eso. Las manos se hacen más rudas, uno empieza a darse cuenta de dónde está yendo el palo en el swing y en función de eso empieza a crear una moción de repetición – lo cual es bueno, aun cuando la moción no es perfecta aún.

Otro beneficio es que será mucho más entrenable cuando vaya a clases con un profesor. Pruébelo.

Cuando vea a los jugadores del tour haciendo swings de práctica durante una ronda de torneo, están haciendo un par de cosas específicas – y definitivamente no están haciendo otras cosas.

Las dos razones principales de aquellos swings son (1) para relajar los músculos y prepararse para el momento de la verdad y (2), también, darle al jugador el feel necesario en relación al tiro que está por hacer. Está tratando de replicar la forma del swing e incluso captar el feel de cómo va a reaccionar el palo con el pasto en un lie similar.

Le prometo, los mejores jugadores no están pensando en las cosas mecánicas que no quieren hacer, ni tampoco en los lugares donde no quieren que termine la pelota. Están pensando en el swing que quieren hacer y en ver que el tiro vaya a donde quieren que vaya.