Instrucción Hace 3 semanas

10 yardas en 10 minutos

LÁNCELA MÁS ALTO
▶ La mayoría de los aficionados le pegan a la pelota con un impacto descendente en una zona demasiado baja de la cara, creando alto efecto y bajo lanzamiento – la peor combinación para la distancia. Inmediatamente le pegará más largo si la impacta en el sweet spot, un lugar apenas por encima del centro de la cara. Para hacerlo, enfóquese en cómo se acerca a la pelota con su driver. Para cuando las manos vuelvan hasta la altura de las piernas (arriba), usted debería sentir como si el driver estuviera a punto de cepillar el pasto detrás de la pelota. Esto hace que el palo se mueve hacia arriba antes de llegar a la pelota – un envión de potencia instantáneo.

GIRE LA CANTIDAD JUSTA
▶ Usted necesita una buena secuencia del downswing para trasferir energía desde su cuerpo y brazos hacia la cabeza del palo, pero un backswing largo y fuera de control (derecha) arruina la posibilidad de lograrlo – entonces el backswing es importante. Gire con los hombros solo hasta donde pueda llegar sin estirarse. Debería sentir presión en la parte del medio del pie posterior, pero no por fuera del mismo. Mientras tanto, el pie que está más cerca del objetivo se sentirá liviano en el piso. Desde aquí, un buen downswing comienza por empujar fuerte contra el suelo con ese pie delantero, como cuando se pisa el acelerador de un dragster.

DÉJESE LLEVAR
▶ Una de las falencias sobre la potencia es que usted la puede conseguir si mantiene las muñecas quebradas para que la cabeza del palo se rezague detrás de las manos a través del impacto (izquierda). Esa no es la manera de generar velocidad. También dificulta mucho llevar la cara en escuadra y con suficiente loft para lanzarla alta. En cambio, permita que las muñecas desquiebren y la cabeza del palo se deje llevar a través del impacto. Debería pasar a sus manos mientras impacta la pelota. Pruebe este ejercicio: imite un backswing solo con el brazo derecho. Haga el swing hacia abajo desde el tope, haciendo de cuenta que va a cachetear la pelota hacia el fairway con la palma de la mano. Usted no le pegaría a la pelota con la almohadilla de la palma. Usted permitiría que las muñecas desquiebren de manera abrupta, dándole a la pelota un buen golpe. Ponga esa sensación de descarga de las muñecas en el downswing cuando pega drives y agregará 10 yardas – o más – de repente.

SHAUN WEBB, uno de los Mejores Instructores Jóvenes de Golf Digest, dirige la David Toms 265 Golf Academy en Shreveport, La.